Cuando un amigo se va…

Qué ironía la del destino, no hay deporte y sin embargo el deporte en Piura está de luto.

Recientemente ha fallecido nuestro gran amigo, el periodista deportivo ÓSCAR SANCHEZ, cuyo deceso, tan repentino ha causado un profundo sentimiento de tristeza en el seno de su familia y un hondo pesar en la rueda de sus amigos.

Su peculiar figura y recuerdos nos acompañarán para siempre porque ÓSCAR se lo merece y realmente lo vamos a extrañar mucho. ÓSCAR IGNACIO SÁNCHEZ NÚÑEZ nos legó sus buenas acciones y su incondicional amistad. Su nombre figura en el Libro de Oro de la Asociación Círculo de Periodistas Deportivos de Piura publicado con motivo de las Bodas de Oro institucionales (1969) bajo el título CIRCULISTAS DE SIEMPRE, y las imágenes que aparecen por las diversas celebraciones confirman su participación e integración dentro del periodismo deportivo. ¡Cómo no lo vamos a extrañar!

OSCAR no soportó este mal que nos aqueja y nos dejó el viernes 1 de mayo, justo en el mes de la Virgen María. El Santo Padre Francisco, en una de las dos oraciones que recomienda rezar diariamente durante el mes nuestra Madre del Cielo (hagámoslo, por favor) pide consuelo para los que se encuentran confundidos y lloran por la pérdida de sus seres queridos.

Que esta carta póstuma sea real mensajera a su digna esposa, hijo y familiares y logren para ellos la intención espiritual del Papa Francisco. Su peculiar voz comercial en los programas diarios de Súper Deporte por radio Exitosa, al lado de José Padilla y durante la transmisión de los partidos junto a Miguelito Costa por Radio Inspiración, se asocia con su figura alta y sus bien cuidados bigotes, lo vemos siempre caminando en busca de conseguir la publicidad para la transmisión de los partidos del Grau de Piura, equipo al que quería mucho por ser del terruño y ¡cómo se alegró cuando el Grau retornó! Fue simpatizante de Universitario de Deportes y su hinchaje lo pintaba de crema a donde iba. La U pierde un noble hincha, me consta por las tantas veces que conversábamos cuando ocasionalmente nos encontrábamos en la calle.

Periodistas Deportivos de Piura

Siento con mucha intensidad su partida, hay un dolor que hacía mucho tiempo no sentía por estos motivos, sumaré un recuerdo de cuando fue mi alumno como integrante de la promoción 1974 del colegio Miguel Cortés de Castilla.

En otra parte de la oración, Francisco también invoca: “Oh María, consuelo de los afligidos, abraza a todos tus hijos atribulados, haz que Dios nos libere con su mano poderosa de esta terrible epidemia y que la vida pueda reanudar su curso normal con serenidad”.

Que así sea. CUANDO UN AMIGO SE VA…

Julio Calmet

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *